El ecosistema de Bitcoin ha mutado varias veces desde sus inicios. Al principio, solo unos pocos formaban parte del mismo y por esos días el espíritu de descentralización, que caracteriza a los usuarios de la Blockchain, imperaba. Pero actualmente la realidad es muy distinta, hay grandes empresas que hacen vida y ejercen control en este ambiente con sus intereses económicos, haciendo peso en las decisiones y rumbo del protocolo.

Hoy existen las ballenas (entidades con gran cantidad de fondos en BTC), los mineros (personas o empresas que tienen máquinas de minería en menor o mayor medida para asegurar la red), los Exchange (casas de cambio que aglutinan gran cantidad de fondos y mueven la liquidez y precios), los desarrolladores particulares, las empresas de desarrollo y las compañías financieras especializadas en inversión especulativa, donde los factores que controlan la comunidad descentralizada, buscan hacer contrapeso y traer la balanza a su favor.

Foto cortesía

Si bien es cierto que bitcoin es un ecosistema descentralizado, podemos analizar anomalías de control que este presenta. Los focos son precisamente las grandes empresas blockchain detrás de su desarrollo. De las cuales su accionar, define ciertas vías que van tomando Bitcoin y todo el ecosistema blockchain. 

En Observatorio Fintech hablamos de una de las más importantes y con mayor cobertura mediática, además de su accionar.

Blockstream y el Bitcoin

Se trata de Blockstream, una empresa de tecnología blockchain con sede principal en Canadá pero, que ha logrado extenderse por casi todo el mundo. La compañía desarrolla productos y servicios para el almacenamiento y transferencia de Bitcoin, así como otros activos digitales.

En vista de una incidencia sospechada de Blockstream sobre el ecosistema blockchain, y hacia dónde va Bitcoin, decidimos hacer una investigación desde la base, que es el repositorio de código central de Github.com. El objetivo es ver la supuesta incidencia que tiene Blockstream dentro del mismo.  Cabe destacar que la empresa en este ámbito no es la única con estos intereses, pero sí la que más hace ruido y la más evidente. 

En términos generales, su incidencia en las decisiones es de 12%, según los desarrolladores “Oficiales” que forman parte del equipo de Blockstream, decretado desde su web. Esto no saca del terreno la duda de que, en realidad, tengan pactos con desarrolladores oficiales y no oficiales que inciden dentro del código de Bitcoin.

A lo largo del tiempo hay ciertos comportamientos que se presentan en Bitcoin que, si ahondamos más en el asunto, suceden antes en la cadena paralela de Liquid, es decir, gran parte de lo que pasa con Bitcoin, lo hace Blockstrem en su cadena paralela. 

Lo que aquí comentamos es solo parte de una de las grandes compañías que tienen incidencia. Lo más resaltante es que Blockstream es la única que busca expandir, más allá de lo tecnológico y financiero, su control hacia las áreas políticas y geopolíticas.

Dudas sobre la incursión de Blockstream

Un ejemplo de este comportamiento es la reciente incursión de Blockstream y su protagonismo e interés como empresa en la adopción de Bitcoin en El Salvador. De esta manera surgen diferentes preguntas: 

°¿Blockstream está ampliando con esto su poderío sobre la red Bitcoin ahora en términos geopolíticos?

°¿Estará posicionándose como compañía con poder total de decisiones de la red?

°¿Cuántos de los contribuyentes en el código fuente de Bitcoin están trabajando para Blockstrem y las demás no oficialmente?

Tomando en cuenta la primera ley de Newton, en Observatorio Fintech nos planteamos una hipótesis: 

“Todas las fuerzas que buscan el control sobre Bitcoin son tales, que la suma total de las mismas genera equilibrio”.

Esto hace referencia a que las fuerzas de las diferentes grandes empresas, que buscan influir en las decisiones de la cadena Bitcoin, son tales que se repelen entre sí y generan ese equilibrio fundamental que hoy podemos ver en Bitcoin. Pero, esta hipótesis no es del todo un blindaje para Bitcoin, es probable que algunas de las más grandes compañías emprendan planes de dominio mucho más innovadores que los lleven a un control real y peligroso de la red.

Blockstream, líderes indiscutibles de Bitcoin

Si bien es cierto que Bitcoin está lejos de llegar a un modelo centralizado, no está protegido del todo contra este fenómeno. Menos en la medida en que empresas como Blockstream avanzan en la consolidación de negocios con otros países. 

Por ende, esto los lleva al control de más mineros, más desarrolladores y más usuarios, posicionándolos como los líderes indiscutibles de Bitcoin gracias a su incidencia notable. Cada vez serán más los desarrollos que impulsarán, con poca resistencia, en pro de ampliar las funcionalidades de la red, pero además en pro de ejercer, paso a paso, poder para establecer el control total que buscan.

Tomando en cuenta este tipo de sucesos, que pueden atentar contra la tecnología que unió a las personas en pro de la verdadera libertad financiera, debemos tomar las previsiones necesarias y observar muy de cerca el comportamiento de esta situación. Ver qué tan próxima pudiera estar la centralización de Bitcoin y si pudiera llegar a ocurrir. 

Una buena recomendación es diversificar nuestros valores dentro del ecosistema blockchain, distribuyendo nuestros activos en diferentes servicios, nuevas tecnologías e innovaciones seguras. Una gran realidad es que mientras el precio de Bitcoin aumenta y su capitalización se multiplique, como seguramente sucederá, la necesidad de control de estas grandes empresas crecerá. Por eso observamos este fenómeno de forma mucho más objetiva.

Es necesario mirar el proyecto Bitcoin más allá de su red, como la blockchain y potenciar este término, para así ayudar a las demás iniciativas que lo componen, es importante no caer en los populares maximalismos. Desde Observatorio Fintech nos mantenemos con la mirada fija a este fenómeno y comunicaremos oportunamente.

Dona con MetaMask

Estamos conectados a la web 3.0 Haz tu donación usando tu Wallet de Meta Mask

Tag/Note:- Ethereum Metamask